Pisaron fuerte

 

Las Matadoras vencieron a Villa Dora y San José, confirmando su buen arranque en la Liga.

 

San Lorenzo tenía el primer viaje fuera del AMBA en este 2024. Con las ganas y la ilusión de traer para Boedo sendas victorias. Tras un comienzo más que auspicioso, con cuatro triunfos en cinco partidos disputados.

En primera instancia, el Ciclón debió verse las caras con Villa Dora, en Santa Fe. El equipo local se hizo fuerte en los primeros momentos, pero la reacción del CASLA no tardó en llegar y tras perder el primer set, supo reponerse y quedarse con el partido por 3-1 3-1 (19-25, 25-23, 25-18 y 25-19).

La próxima parada fue en Entre Ríos, donde las Matadoras se enfrentaron a San José. Las pibas supieron dominar de punta a punta el encuentro, algo que se terminó viendo reflejado en el marcador, por 3-0 (25-19, 25-15, y 25-21).

De esta manera, San Lorenzo retornó a Boedo con muy buenas sensaciones y dos victorias en la espalda. Ahora, tocará esperar para volver a competir, ya que el fixture marca que el Ciclón volverá a jugar el 17 y 18 de febrero ante Sonder y Náutico Rosario, de visitante.

Leé también   Gira perfecta en Rosario

(Prensa CASLA)