CASLA Basquet: ¡Pentacampeones!

El básquet de San Lorenzo alcanzó la máxima gloria: tras vencer 82-77 a Quimsa, en Obras, definió 3-2 la serie final y alcanzó su quinto título seguido en la Liga Nacional. ¡Historia pura!

Con corazón. Con calidad. Con orgullo. Con la grandeza de este club polideportivo, que abrazó desde siempre al básquet, y lo llevó a lo más alto. ¡San Lorenzo campeón de la Liga Nacional! ¡Pentacampeón! Algo inédito, que lo zambulle de cabeza en la historia, en los libros de récords, y hace feliz a todo Boedo. En una serie final electrizante, que recién se definió en el tramo final de este quinto partido, San Lorenzo le ganó 82-77 a Quimsa, en Obras. Y allí quedó, en la cima, como tantas veces. ¡Salud, Penta! ¡Gloria eterna!

Luego de la derrota del jueves, había que cambiar el chip lo más rápido posible. Y así arrancó San Lorenzo, con todo (parcial de 9-2, en los primeros cinco minutos) y un Fjellerup muy enfocado (5 puntos en ese tramo). Pero Quimsa reaccionó rápidamente y lo dio vuelta 10-9, marcando la pauta de esta definición tan pareja. El jugador más desequilibrante de Quimsa, como tantas veces, era Robinson (8 puntos en el primer parcial). El cuarto se cerró 18-17 para los santiagueños.

El segundo cuarto siguió con el mismo ritmo, punto a punto, con buenas apariciones del Penka Aguirre (13 puntos, 3-5 de cancha), hasta que en el tramo final, Quimsa empezó a alejarse (llegó a sacar 14 de diferencia). Robinson alcanzó los 15 puntos y hubo aportes importantes desde el banco de los santiagueños (15 entre todos los jugadores). Así, se fueron 40-30 al entretiempo.

Con la necesidad de reaccionar, San Lorenzo fue a buscarlo con todo. Sin embargo, Quimsa estiró su ventaja hasta 15 (45-30) y envió un mensaje claro: no le iba a facilitar las cosas al Ciclón. Pero San Lorenzo sacó a relucir su chapa de gran campeón, su enorme corazón y la gigantesca calidad de su plantel. Con un Vildoza encendido, a falta de 3m40s, ya había achicado la distancia a seis (55-49). Finalmente, el score al cierre del tercer cuarto quedó en 62-58. ¡Qué final que se venía!

Determinado, San Lorenzo pudo empatar en 62 al comienzo del último cuarto. Y a pesar de que Quimsa volvió a despegarse (68-62), en este constante ida y vuelta el Ciclón pasó al frente a falta de 4 minutos (72-70). Ese fue el quiebre anímico. A partir de ahí, el Ciclón no perdonó, estuvo preciso en ataque e implacable en defensa. Penka y Vildoza terminaron como máximos anotadores (18 puntos cada uno), seguidos de Fjellerup (16, con 7-10 en dobles). Fue clave el aporte de Romano (14 puntos y 5 rebotes, con 4-5 en dobles). También los 8 puntos de Piñero viniendo desde el banco.

Así, el equipo dirigido por Silvio Santander alcanzó este logro único, histórico: cinco títulos seguidos en la Liga Nacional. Así, San Lorenzo alcanza la marca de Peñarol y sólo queda debajo de Atenas de Córdoba (9). ¡Grande, Ciclón! La Catedral te saluda. El básquet de América Latina te admira. Y la historia te aplaude de pie.

(Prensa San Lorenzo)

Si querés seguir informado/a con toda la actualidad de San Lorenzo seguinos en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram Youtube) o suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram.

Si querés seguir informado con toda la actualidad de San Lorenzo de Almagro seguinos en nuestras redes sociales (TwitterFacebookInstagram o Youtube) o suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram.