¡Volvió a casa!

 

Damián Stazzone dejó atrás su paso por la liga italiana y como no podía ser de otra manera, se calzó nuevamente la camiseta que ama. Ya se entrenó con el plantel y espera con ansiedad el momento de pisar la cancha. ¡Bienvenido, crack!

 

No hay dudas de que al nombrar al Futsal del Ciclón, el primer nombre que se le viene al pueblo azulgrana como bandera de la disciplina de manera unánime es el de Damián Stazzone. Y va más allá de los títulos ganados. Porque el Muro generó un vinculo tan fuerte con los y las sanlorencistas por ser uno más, por ser un fanático que se ponía la piel cuerva para entrar a la cancha y defender los colores como nadie. Y hoy, luego de su paso por el futsal italiano, está de regreso. A su casa, claro.

Leé también   ¡Populares agotadas!

“Extrañé muchísimo al club, extrañé estar en el Pando con mis compañeros, extrañé ir a la cancha… caminar por Boedo. San Lorenzo es mi vida, es mi casa, y estoy muy contento de estar acá nuevamente”, se emocionó Damián. “Los objetivos son los de siempre: llevar al Futsal de San Lorenzo a lo más alto. Siempre tratamos de competir para ganar, y para que la gente se sienta identificada con el equipo”, se ilusiona Stazzone, quien ya comenzó a entrenarse para ponerse a disposición de Antonelli.

Damián es Boedo, es el linaje de miles y miles de familias que generación tras generación fueron transmitiendo la locura azulgrana. Stazzone vivió todos los momentos en el club, los campeonatos ganados, la reconstrucción del Futsal… Y la recompensa mayor fue ser el capitán que levantó la tan ansiada Copa Libertadores en 2021, momento único, para él, para el club y para la historia del deporte en el país.

Seguramente muchos tengan en la retina aquel instante donde San Lorenzo tocó el cielo con las manos y las veces que el número 5 se cansó de ganar todo a nivel local. Pero… ¿qué es Damián Stazzone en la historia del club? Es sentido de pertenencia, es Avenida La Plata, pero también Nuevo Gasómetro, porque en cada lugar, momento u oportunidad que tiene, seas o no del Ciclón, él te inyecta una dosis necesaria para que entiendas su amor por la azulgrana.

Leé también   Sigue el trabajo

Por todo esto y mucho más, su vuelta es algo que quizás, sorprenda a muy pocos, pero también reafirma todo lo dicho anteriormente. Y aunque consiguió todo y más en el club de su vida, Damián viene a revalidar todos sus logros, desde el primero al último. Y a seguir inyectando, en propios y extraños, la pasión azulgrana. Y soñar con que siempre haya un capitulo más en esta historia de amor.

(Prensa CASLA)