Un Cóndor en la red / San Lorenzo de Almagro

Con la humildad y el profesionalismo que lo caracteriza dentro y fuera de la cancha, el Cóndor voló de punta a punta para responder a todas las preguntas que recibió por parte de los cuervos y las cuervas que participaron durante una hora de un afectuoso convite virtual que organizó el Departamento de Socios junto al de Peñas. Esta acción se suma a las que ya viene ejecutando el club para socios con cuota al día, como presenciar entrenamientos, visitar el Pedro Bidegain, ganar indumentaria oficial o participar de un meet & greet, entre otros.

El turno fue para socios y socias de San Lorenzo del interior, más precisamente de Córdoba Capital, Villa María, San Francisco, Justiniano Posse, Río Cuarto y Calamuchita, quienes tuvieron dos representantes cada uno para dialogar con Torrico en una modalidad de charlas que se realizó por primera vez y que pronto llegarán otras con nuevos protagonistas.

De entrada, el arquero tres veces campeón con el Ciclón, lanzó la frase más destacada de esta reunión a distancia: “Me quiero quedar toda la vida”. Según el propio Torrico, consultado por su futuro, reconoció que todavía tiene para rato en el arco azulgrana y que “la idea es seguir ligado a San Lorenzo”. Al respecto, amplió: “No sé en qué función puedo ayudar, pero quiero transmitir las vivencias desde donde me toque estar. La realidad es que no me quiero ir nunca de este club”.

Cecilia de Córdoba Capital preguntó acerca de su conducta en el entrenamiento, Torrico explicó su rutina: “De joven siempre entrenaba en doble turno, todos los días, así lluevan o caigan piedras. Ahora también, pero gradúo las cargas. Si entrenamos solamente por la mañana, dos o tres veces por semana voy a la tarde con algún amigo más a practicar. Además hago yoga, porque me ayuda en la concentración y en el equilibrio emocional, como también cuidarme con la alimentación”.

Si a un goleador se le consulta por su gol más importante, al arquero sin duda le rematan la pregunta por su atajada más destacada, que formuló Joaquín Casi de Río Cuarto. “La de Vélez fue la que más me marcó porque cerré un año bárbaro. Había llegado al club y lo terminé con un título y la clasificación a la Copa. Lo sentí como un premio al esfuerzo de mi carrera. Fue soñado”.

¿Y tu mejor partido?, preguntó Franco Mesiano, de la ciudad de Villa María. “Por lo que significó para mi internamente, fue el debut contra Morón (Copa Argentina). Hacía poco había llegado a San Lorenzo y lo tomé como la final del mundo. No estaba nervioso, pero sí ansioso porque hacía mucho que no jugaba. Incluso más que en la final de la Libertadores. Otro que elijo es contra Gremio, en esa misma Copa”.

En el cierre algunos de los socios presentes le pedieron el padrinazgo para sus peñas y otros lo invitaron participar de alguna cena. El arquero azulgrana atajó todo el cariño y confesó su deseo antes de quitarse los guantes para siempre: “Me gustaría retirarme con un título más. Ese es mi objetivo. Irme por la puerta grande”.

(Prensa San Lorenzo)

Si querés seguir informado con toda la actualidad de San Lorenzo de Almagro seguinos en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram o Youtube) o suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram.