Tensión entre Huracán y San Lorenzo

Continúa la polémica por la postergación del clásico

El partido postergado entre San Lorenzo y Huracán por decisión de la Superliga ha dado inicio a una guerra entre los dirigentes de ambos equipos.

Debido a que el 25 de noviembre se debía jugar el River-Boca se decidió suspender el Superclásico, y desde ese día se comenzó a discutir cuando pudiera jugarse el partido.

El Globo pedía jugar a las 24 o 48 horas, mientras que el Ciclón no aceptó esa propuesta ya que se negaba a jugar de noche por los hechos de inseguridad. Por lo tanto, no hubo acuerdo.

La Superliga, por su parte, recomendaba no disputar encuentros por el G20, por lo que convocaron a una reunión que se desarrolló el día de ayer para definir una nueva fecha.

Alejandro Nadur, el presidente de Huracán, pidió no sentarse junto a Matías Lammens, el capo del Ciclón y vicepresidente de la Superliga.

El presidente del conjunto azulgrana tuvo que retirarse de la reunión, y posterior a eso, el máximo dirigente de Huracán manifestó que no cree que haya parcialidad por parte del dirigente de San Lorenzo, por lo que acusó al Ciclón de manipular la decisión del organizador.

La postura de Huracán es disputar el partido este año, aunque por ahora no tiene fecha.

Artículos relacionados