Siempre en nuestros corazones

¡Suscríbete para estar al tanto de todas las novedades de San Lorenzo de Almagro!

Si quieres seguir informado con toda la actualidad de San Lorenzo de Almagro, síguenos en nuestras redes sociales: Twitter, Facebook, Instagram o Youtube. También puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro Canal de Telegram o al Canal de WhatsApp.

Con un profundo dolor despedimos a Juan Ramón González, utilero de San Lorenzo. Durante más de 40 años, trabajó en el fútbol y básquetbol profesional del Ciclón.

Con muchísimo dolor, hoy nos toca informar el fallecimiento de Juan Ramón González, histórico utilero de San Lorenzo. Pero Juan fue mucho más que eso. Sin dudas alcanzó un lugar especial en el corazón de todos aquellos que han estado a su lado en alguno de sus más de 40 años en el club.

Desde sus inicios, a principios de los años 80 en el fútbol profesional -cuando comenzó como ayudante de otro especialista como Salvador Ormaechea, hasta su último día en el básquetbol azulgrana- González ha recolectado un sinfín de cariño por parte de jugadores, entrenadores, ayudantes, preparadores físicos, médicos, kinesiólogos y todo aquel que tuvo el privilegio de compartir un vestuario con él.

Leé también   Los Matadores, renovados

Nacido en Oberá, Misiones, ciudad que lo homenajeó con una plaqueta en la última visita del Ciclón en la pasada temporada de la Liga Nacional de Básquetbol, llegó a Boedo en tiempos que Rubén Insua y Jorge Rinaldi comenzaban a enamorar al pueblo sanlorencista. Fue testigo en primera persona de grandes equipos, como el del 82, los camboyanos o los campeones del 95, 2001, Mercosur, Sudamericana y 2007. 

En sus grandes creaciones como utilero, González siempre se definió como el inventor de las bolsitas de agua para hidratarse en pleno partido. “Antes no era como ahora, que tenés botellas de agua para acercarle a los jugadores. Tenías que ser creativo, y por eso yo empecé a llenar bolsitas de plástico con agua para dársela a los futbolistas”. 

Además de su ingenio, y el enorme compromiso por su trabajo, otra característica de Juan era la de resolver cualquier tipo de conflicto. Siempre tenía la camiseta o el short necesario en el momento justo, más allá del lugar que se encontraba, sea en el club, en Río de Janeiro, Barcelona o Toronto. El siempre trasladaba literalmente la utilería completa a cualquier rincón del planeta.

Leé también   ¡Volvió al triunfo!

Con el correr de los años recogió el amor de todos los planteles que le tocó integrar, porque gracias a la calidad de su trabajo, siempre al servicio del equipo y cada uno de sus integrantes, transformó un oficio en una profesión. Fue un especialista y de primer nivel. “En la NBA no hay ninguno como Juan”, comentaban muchos jugadores que pasaron por la liga norteamericana y luego vistieron la camiseta de San Lorenzo.

En los últimos 20 años su lugar fue el básquetbol profesional del Ciclón. En Boedo, cuidando cada centímetro del Polideportivo Roberto Pando. Comenzó con el Torneo Federal y vivió el exitoso proceso que tuvo esta disciplina ganando cinco ligas nacionales, de las américas y un sinfín de experiencias únicas como fueron en Europa y la NBA. Siempre, sin importar la competencia, la categoría, ciudad o país, fue único, como todos le decían: el número 1. Juan Ramón González, eternamente en el corazón de San Lorenzo.

(Prensa CASLA)

¡Suscríbete para estar al tanto de todas las novedades de San Lorenzo de Almagro!

Si quieres seguir informado con toda la actualidad de San Lorenzo de Almagro, síguenos en nuestras redes sociales:

Leé también   Comunicado de San Lorenzo oficializando la salida de Rubén Insúa
Twitter, Facebook, Instagram o Youtube. También puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro Canal de Telegram o al Canal de WhatsApp.