Se perdió en el primer tiempo

*Por Sebastián Giménez. Escritor. Autor de los libros VEINTE RELATOS CUERVOS y CUARENTENA DE RELATOS CUERVOS.

Pocas veces se ve tan expuesta la mala lectura inicial de un partido. San Lorenzo se puso a seguir intentando una línea de cinco atrás de local contra Aldosivi. Tenés que tener un equipo aceitado para que los laterales equilibren el medio campo con su ida y vuelta. Tiempo atrás, en el ciclo de Pizzi, a Juan Antonio se le ocurrió que de local vs Central Córdoba San Lorenzo podía jugar sin número cinco, acumulando individualidades en ataque como hacemos los DT de la selva de Twitter cuando dibujamos en una planilla nuestro once inicial. En aquella ocasión, la osadía se pagó con un 1-4 contundente.

Leé también (VIDEO) San Lorenzo cayó sobre el final ante Aldosivi en el Pedro Bidegain

Esta vez, San Lorenzo jugó escandalosamente mal el primer tiempo. La mala lectura inicial determinó que no se pudiera asentar el equipo en la mitad de la cancha, el lugar determinante para el desarrollo de los partidos. Y predominaron los marplatenses con un fútbol simple, de pases de dos metros al pie y presión sobre el rival, ninguna receta tan sofisticada. De local contra Aldosivi, en el primer tiempo San Lorenzo fue sólo un tirito de Oscar Romero de media distancia que rechazó el arquero al córner. Un equipo que no usó otra vez la mitad de la cancha, con tiros largos de Braghieri saltando líneas. Lo de San Lorenzo fue pobrísimo y Aldosivi se adelantó con un golazo de tiro libre de Grahl. El resultado era justo.

Leé también   Verguenza nacional: Asi destruyeron al futbol argentino

Dabove cambió el esquema en el segundo tiempo, con el ingreso de Julián Palacios y el Torito Rodríguez. San Lorenzo mejoró y comenzó a usar un poco más la mitad de la cancha. Se lo perdió Gattoni tras un tiro libre, Ángel no pudo conectar bien por el segundo palo. Juli Palacios sacó un buen tiro de media distancia que contuvo el arquero. Los primeros quince minutos del equipo fueron buenos, luego decayó pero continuó teniendo chances, con un esquema 4-4-2 que le quedó más cómodo. Fue perdiendo intensidad San Lorenzo, y hay que marcar acá también la cuestión anímica del equipo. Los buenos momentos no los hace durar. Se empieza a cansar el equipo, a ralentizarse como una PC con poco espacio en el disco duro.

Moría en tres cuartos de cancha San Lorenzo hasta que apareció el pibe Julián Palacios, probablemente el único aspecto positivo a rescatar que tuvo la noche. Encaró por la derecha y supimos los cuervos que iba a ganar porque fue con decisión. Trabó y se la llevó Julián, que tiró el centro determinante para el gol de Di Santo, que anotó su quinta conquista en el minuto 47 del segundo tiempo.

Leé también   Trabajado triunfo de San Lorenzo: Análisis San Lorenzo vs Central Córdoba

Y fue San Lorenzo a la carga, intentando recuperar en dos minutos los 45 preciosos que había dejado pasar del primer tiempo. Y otra vez desbordó Juiián Palacios, ¿quién lo saca ahora al pibe? Y su centro se pasó un poco pero por el segundo palo la dominó Alexander Díaz. Cayó el delantero de la cantera azulgrana tras un contacto con un defensor visitante que el árbitro no consideró falta. De ese rechazo, sucedería el contraataque fatal para San Lorenzo. Porque quedó muy expuesta la lentitud de Braghieri, con noventa y pico de minutos encima, para retroceder, y el pibe Gattoni no pudo cortar en desventaja numérica contra los marplatenses. Para colmo, le quedó la definición a Contreras, producto de la cantera azulgrana al que por supuesto casi nunca vimos en cancha, tapado por incorporaciones que dejaron mucho que desear. Esa definición picándosela al arquero es la imagen de una sacada de lengua a San Lorenzo por su mala planificación y ninguneo de sus propias inferiores. Golazo y dos a uno.

Leé también   Previa San Lorenzo vs Central Cordoba y noticias sobre Ramirez

Leé también Serie A: Adolfo Gaich convirtió un golazo en la histórica victoria del Benevento ante la Juve

Del balance de lo que se vio en el partido, fue un juego que dejó muchas enseñanzas. Al fútbol se juega 4-4-2, la mitad de cancha hay que usarla para jugar y a los pibes de las inferiores hay que darles bola, que las soluciones no siempre las traen incorporaciones de dudosa calidad. En el segundo tiempo, se vio otra cara del equipo, que mejoró. Lo pudo incluso ganar. Pero no alcanzó porque San Lorenzo había dejado escapar a la tortuga como la liebre en el cuento infantil durmiéndose durante cuarenta y cinco minutos. Cuando se despertó, ya era tarde para remontar ese partido que se perdió en el primer tiempo.

Si querés seguir informado/a con toda la actualidad de San Lorenzo seguinos en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram Youtube) o suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram.

Si querés seguir informado/a con toda la actualidad de San Lorenzo seguinos en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram Youtube) o suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram.