San Lorenzo vs Liniers: Es por ahí

*Por Sebastián Giménez. Escritor. Autor de los libros Veinte relatos cuervos y Cuarentena de relatos cuervos.

 Comienzo de la Copa Argentina para San Lorenzo. El rival, Liniers de la primera división D. Lo riesgoso es subestimar. Se pueden citar un montón de casos en que equipos de categorías inferiores derrotan a los de la superior e incluso dando cátedra de fútbol, como le pasó hace poco al Leeds de Marcelo Bielsa. Es que son once contra once y noventa minutos. Y el curriculum vitae de cada jugador se esfuma (o no) apenas comienza la pelota a rodar por el verde césped. Que en la cancha se ven los pingos. Y tanto es así que, a los cinco minutos, Liniers tuvo un mano a mano con Devecchi, que pudo resolver el arquero santo. Si metían ahí el uno a cero quién puede saber qué hubiera pasado. Sirvió el partido para verlo seguro al arquero suplente, lo que es una tranquilidad de cara a lo que viene. Alguna que otra jugada dudó en salir o quedarse en el segundo tiempo, pero en general mostró buena postura José Devecchi, que ya no es un pibe.

Leé también   (CASLA) Para que siempre gane la Memoria

Leé también Copa Argentina: El Ciclón venció a Liniers y avanzó a los 16vos de final

La defensa bien, los laterales Herrera y Rojas fueron rápidos y Donatti y Coloccini casi no regalaron nada. En el mediocampo, San Lorenzo de nuevo no se asentó. Esa zona que aparece huérfana, de la que nadie se adueña de un tiempo a esta parte. Miramos el póster de Mercier y Ortigoza y lloramos. Insaurralde soltó demasiado rápido la pelota hacia un receptor seguro. Menossi jugó como siempre, sufrido, esforzado, corriendo mucho y jugando poco, parece que lo obligaran a jugar al fútbol. Troyansky hizo su debut y aportó despliegue, pero faltó claridad. San Lorenzo no pudo casi hacer circular la pelota por la mitad de la cancha, y a duras penas nos adelantamos en el marcador por un gol de Alexander Díaz, vivo para pellizcarla tras una distracción de Liniers atrás. Oscar Romero aportó dos lindos goles que demuestran otra vez su jerarquía. Fue determinante, pero no fue el eje o la manija del equipo. Es que San Lorenzo no usó la mitad de cancha y tiró pelotazos desde la zaga para que intenten ganar por afuera los delanteros o laterales lanzados al ataque. Poca circulación, juego finalmente efectivo pero muy poco vistoso.

Leé también   ¿Cómo surgió el rumor del interés de Barcelona por los hermanos Romero?

Arriba, como se dijo, muy bien Alexander Díaz, el tractorcito. Aceptable lo de Ángel Romero. Lindo desborde de Rojas en el segundo gol de Oscar. En el tercero, el que asistió a Oscar fue su hermano. Tres a cero, contra un rival dignísimo que la siguió peleando.

Pero me voy a quedar con otra cosa. Al terminar el partido, los jugadores de Liniers fueron a saludar efusivamente sobre todo a los hermanos Romero, que se mostraron muy correctos y atentos para con sus rivales. Entendieron esa emoción de pibes o grandes que se sienten casi aficionados del fútbol al lado del plantel de San Lorenzo de Almagro. Después, las cámaras tomaron a Oscar Romero por ser elegido la figura del partido. Entre lo que dijo, una palabra fue la que más repitió: grupo. Suplentes, titulares, pero ojalá haya un grupo. Es por ahí.

Leé también Deportes Tolima y San Lorenzo confirmaron el pase de Yeison Gordillo

Si querés seguir informado/a con toda la actualidad de San Lorenzo seguinos en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram Youtube) o suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram.

Si querés seguir informado con toda la actualidad de San Lorenzo de Almagro seguinos en nuestras redes sociales (TwitterFacebookInstagram o Youtube) o suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram.