San Lorenzo es de Primera, de Primera no se va

 

El Ciclón logró mantener la categoría en la Liga Nacional de Básquetbol (LNB) al derrotar a Atenas de Córdoba por 73 a 62 en el quinto y decisivo partido de la serie por la permanencia, disputado en el Polideportivo.

 

El equipo azulgrana, que había perdido los dos encuentros anteriores en Córdoba, se impuso con autoridad y evitó el descenso que parecía inminente. Por su parte, el Griego sufrió el primer descenso de su historia tras 38 temporadas consecutivas en la elite del básquet argentino.

El héroe de la noche fue Federico Marín, quien anotó 24 puntos, capturó 7 rebotes y dio 3 asistencias para liderar al equipo de Leonardo Costa. El alero fue el máximo anotador del partido y el más regular de la serie, en la que promedió 18,8 puntos por juego.

Atenas, que llegaba con la ilusión de completar la remontada tras ganar los dos partidos en el Polideportivo Carlos Cerutti, no pudo repetir su nivel y se vio superado desde el inicio por un rival más concentrado y efectivo. El conjunto dirigido por Álvaro Castiñeira intentó, pero no le alcanzó para evitar el triste final.

Leé también   ¡Es hoy, Ciclón!

El partido fue dominado por San Lorenzo desde el primer cuarto, en el que sacó una ventaja de 10 puntos (23-13) gracias a la intensidad defensiva y el goleo repartido. Atenas intentó reaccionar en el segundo período, pero se encontró con un Marín imparable, que anotó 14 puntos en ese segmento y mantuvo al Ciclón al frente por 42 a 31 al llegar al descanso.

En el tercer cuarto, el local siguió manejando los tiempos y las acciones del juego, con Pérez como conductor y Marín como dominador, al igual que Pelorosso, clave en el perímetro. Atenas no pudo acercarse en el marcador y entró al último período con una desventaja de 14 puntos (60-46). En los últimos diez minutos, el Griego apostó a una defensa presionante, pero San Lorenzo supo controlar la diferencia y sellar el triunfo por 73 a 62.

De esta manera, San Lorenzo se quedó en la LNB tras una temporada irregular, en la que solo ganó diez partidos y perdió 32. El Ciclón, que había sido campeón cinco veces consecutivas entre 2016 y 2021, tendrá que rearmarse para volver a ser protagonista.

Leé también   San Lorenzo continúa con su preparación de cara al clásico

(Prensa CASLA)