¡San Lorenzo, Boedo y otra jornada inolvidable! / San Lorenzo de Almagro

Se terminó un año difícil, muy complicado, que nos alejó de muchas de las cosas que más disfrutamos. Y San Lorenzo siempre estuvo ahí, abriéndole las puertas y el corazón a la comunidad, tendiendo la mano para que los malos momentos que nos trajo la pandemia se pudieran transitar de la mejor manera posible. Porque ese rol social, que está en nuestro ADN desde los tiempos del padre Lorenzo Massa, es esencial para quienes formamos parte del universo sanlorencista. Y este 31 de diciembre volvió a quedar más que claro: en el predio recuperado de Avenida La Plata, símbolo de lo que Boedo significa para San Lorenzo (y viceversa), se llevó a cabo una inolvidable jornada solidaria, honrando así sus valores fundacionales y renovando una vez más ese rol social.

A través del Departamento Social (integrado por Karina Lefèvre, Lorena Ballerini y Luciana Pandullo) y con la Agrupación “Con el Alma en Boedo”, la Subcomisión del Hincha y muchos/as socios/as y voluntarios/as, se realizó un evento en Avenida La Plata en el que miles de vecinos/as pudieron acercarse y llevarse una vianda de comida. Sin dudas, una caricia al alma para aquellos que componen la comunidad que se abraza al Club, todos los días del año.

Desde muy temprano, se organizó la logística y puesta en marcha para que el encuentro se desarrollara de manera impecable. Por supuesto, se redactó un protocolo de higiene y seguridad, cuidando así la salud de vecinos y voluntarios. Además, se armó una estación de hidratación debido a las altas temperaturas, hubo baños químicos a disposición de los concurrentes, se les colocó alcohol en gel a todas las personas que vinieron a retirar la vianda y se mantuvo la distancia social. En las parrillas que San Lorenzo armó para este evento se fueron cocinando los pollos que serían la base de la vianda (se repartieron unas 2.500), y se terminó de preparar la ensalada que los acompañaba. Además, se confeccionaron 2.500 bolsas de productos dulces, ideales para esperar la llegada del 2021 en familia. La gente se inscribió en los días previos con la cantidad de pollos necesarios por familia para tener las viandas preparadas y así acortar los tiempos de espera.

El flujo de personas, constante y con entusiasmo, llenó de sonrisas a los voluntarios y voluntarias que demostraron lo que significa ser parte de San Lorenzo. Un compromiso que ya había quedado en evidencia durante la jornada del 24 de diciembre, cuando se realizó un evento similar en el que también se repartieron juguetes por la Navidad.

La felicidad de los que se acercaron fue, para quienes trabajaron durante la hermosa jornada, el mejor premio. El alma de San Lorenzo late fuerte en Boedo, de eso no quedan dudas. El lugar donde el Club expandió su corazón y que, en todo momento, tiene su mano para los que más lo necesitan. ¡Gracias por acercarse y compartir este momento!

 

(Prensa San Lorenzo)

Si querés seguir informado/a con toda la actualidad de San Lorenzo seguinos en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram Youtube) o suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram.