Pedro Troglio habló en la previa del clásico: “Es lo más importante que te puede pasar”

San Lorenzo cosechó su primer triunfo en Córdoba y con este gran envión desde lo anímico el plantel de Pedro Troglio se prepara de cara al clásico ante Huracán que tendrá como escenario al Nuevo Gasómetro.

A pocos días del encuentro, el Mago charló con Olé sobre el presente del equipo, el clásico y sus expectativas a futuro.

El triunfo frente a Talleres le generó calma al DT, respecto a la primera victoria en la competencia, expresó: “Te soy sincero, después de tantos años de fútbol y tantos como entrenador, tengo siempre los pies sobre la tierra y disfruto lo que hago. Claro que soñé tanto tener una posibilidad así, que no quiero que se me vaya. Y para eso tengo que ganar, entonces quería que llegue cuanto antes esa victoria porque te da un envión anímico importante. Pero a nivel futbolístico, veníamos ahí de ganar y no se nos daba…”

Leé también   La situación de los cinco futbolistas a los que se les termina el contrato en diciembre

Troglio confía en el equipo y ha visto mejoras, en referencia a este tema, explicó: “Por eso me quedé y sigo laburando, porque veo predisposición en los jugadores, te das cuenta enseguida de eso… Pero nos tocó un calendario chivo y no estábamos tan lejos. Después, lógico, la historia de San Lorenzo marca otra cosa, pero por cómo fueron los últimos tiempos, sabía que podía pasar. Ahora ganamos y eso da alivio…”

Y continuó así: “Yo vengo viendo que hay mejoras en todo aspecto. Desde jugadores que se querían ir y ahora se quieren quedar, otros que están mejor en lo anímico o situaciones que se dan en la cancha que me dan a creer que se puede mejorar. Ganamos, ahora hay que seguir ganando y ojalá podamos hilvanar dos o tres triunfos, que es algo que al club no le venía pasando… Son todos campeonatitos que tenemos dentro del campeonato”.

Desde ya palpita el clásico ante el Globo: “Es lo más importante que te puede pasar, me ha tocado jugar muchos y que en muchos me vaya bien, no hay nada más lindo que eso. Y cuando lo perdés, es terrible. Un clásico es un campeonato dentro del campeonato, un campeonato de 90 minutos. Ahí a la gente no le importan las formas, le importa ganar…”