Mario Rizzi, autor del último gol en el Viejo Gasómetro: “Quiero marcar el primer gol en el nuevo estadio”

(Por Hernán Villarreal) El ex delantero de San Lorenzo Mario Rizzi, autor del último gol en el Viejo Gasómetro, aseguró que el estadio fue su “facultad” y expresó su emoción por el regreso del club al predio de Avenida La Plata al 1600, aprobado días atrás por la Legislatura porteña.

“Que vuelva el estadio de San Lorenzo a la avenida La Plata es muy fuerte para mí. El Viejo Gasómetro fue mi facultad, donde aprendí a jugar, a alimentarme, a viajar por el mundo. En síntesis, me hizo hombre”, recordó emocionado Rizzi en diálogo con Télam.

Leé también   De Gallego a Gallego: "Al fin se acordaron de alguien que fue ídolo de San Lorenzo"

“Después se lo robaron los milicos. El Gasómetro fue un desaparecido más de la dictadura”, dijo.

Rizzi fue (entonces sin saberlo) el autor del último gol en “Tierra Santa”, el 19 de noviembre de 1979. Lo recuerda bien.

“Esa tarde le ganamos a Cipolletti, 4 a 0. Yo marqué el segundo y el cuarto y me enteré después de muchos años que había sido el último gol que se convirtió en el Viejo Gasómetro”, contó.

“El gol se originó en una pelota que sale del medio de la cancha, que creo que la puso (Víctor) Marchetti en la punta del área y un jugador brasileño me obstaculizaba la recepción”, detalló Rizzi.

“Quedó la pelota picando: salgo corriendo, amago por afuera y engancho para adentro; salto en el aire y la coloco por arriba de la cabeza del arquero, pero no pude ver el gol porque el brasileño me impidió ver la jugada. Luego siento el grito de la gente”, describió.

Leé también   HABLÓ el nuevo "MANAGER" y DEVELÓ el FUTURO de SL. La danza de nombres de técnicos. El jugador que se irá LIBRE.

Rizzi, que surgió de Rivadavia de Junín, jugó en San Lorenzo desde 1975 a 1981 y marcó 75 goles con la camiseta azulgrana. Luego pasó por América de Cali (Colombia), Racing Club, Instituto de Córdoba, Rosario Central y Sarmiento de Junín.

“El Viejo Gasómetro fue mi casa, mi segundo hogar. Fue el Teatro Colón de los estadios argentinos”, graficó.

“Yo vivía abajo del Gasómetro, donde se desarrollaban 30 actividades distintas como el judo, básquet y hockey entre otras, yo me quedaba y practicaba todo el día básquet. También había teatro, biblioteca y una pileta olímpica, donde entrenaban nadadores de alta competencia”, recordó el exdelantero.

Rizzi también tiene una larga trayectoria como técnico: estuvo en All Boys, Chaco For Ever, Tigre, Almirante Brown, Deportivo Morón, Sarmiento de Junín, Tristán Suárez, Los Andes, Platense y General Lamadrid, entre muchos otros. Sin embargo nunca pudo ponerse el buzo de entrenador azulgrana.

“Ir al Viejo Gasómetro era como ir a la casa de mis viejos, sigue siendo mi lugar como ese cuartito que era tuyo y tus padres lo conservaron, es lo que les pasa a los hinchas. Después los milicos se lo robaron. El Gasómetro fue un desaparecido más de la dictadura”, sentenció.

Leé también   Los puestos que pretende reforzar Insua. Los juveniles que tendrá en cuenta. El contrato del DT. Los dichos de Paulo Silas sobre Ortigoza ¿Guerra?

Por último, el ídolo “azulgrana” aseguró que las autoridades del club de Boedo le prometieron que en la inauguración del futuro estadio “Papa Francisco” va a ser el encargado de “sacar del medio y patear al arco que estará en la Avenida La Plata”.

“Quiero marcar el primer gol en el nuevo estadio, y no quedar como el que ejecutó el último en el Viejo Gasómetro”, cerró.

El jueves, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó en segunda lectura, por 55 votos a favor y una abstención, la nueva Ley de Rezonificación en el terreno que San Lorenzo dispone en Avenida La Plata 1600/1700, que le permitirá volver a levantar el estadio en el barrio de Boedo. (TELAM)