Ganar en el Nuevo Gasómetro se le hace cuesta arriba al Ciclón

La derrota ante Defensa y Justicia por la Copa Argentina dejó en evidencia el difícil momento que atraviesa San Lorenzo, y ante Aldosivi lo complicado que es hacerse fuerte de local, lo que debiera ser una máxima de un equipo con aspiraciones.

Leé también Vuelta al trabajo tras la eliminación de la Copa Argentina

En lo que va del año el conjunto dirigido por Diego Dabove venció por el torneo local por 2 a 1 a Arsenal de Sarandí, cayó goleado 4 a 0 ante Central Córdoba, empató contra su clásico rival 1 a 1, venció por Copa Libertadores 2 a 0 y cayó 2 a 1 ante Aldosivi.

El año pasado, producto de la pandemia tan solo disputó un encuentro de local, la derrota 1 a 3 ante Talleres de Córdoba en un partido de preparación, en enero. Para encontrar dos victorias consecutivas del conjunto azulgrana hay que remontarse a noviembre/diciembre de 2019, cuando venció por 3 a 0 a Argentinos Juniorsy por 2 a 0 a Patronato, ambos encuentro con Diego Monarriz en el banco.

Leé también Dando lástima

Por el torneo local suma una sola victoria desde fines de 2019 (obvio que hay que dar por descontado que el 2020 fue un año atípico) y de visitante tampoco es que el panorama sea muy alentador, una victoria ante River Plate 1 a 0 desde diciembre a la fecha, Patronato 3 a 1 y empates ante la U de Chile, Banfield y caída ante Colón.

Si querés seguir informado/a con toda la actualidad de San Lorenzo hoy seguinos en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram Youtube) o suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram.