Esto recién empieza

*Por Sebastián Giménez. Escritor. Autor de los libros Veinte relatos cuervos y Cuarentena de relatos cuervos.

En la primera fecha, ganar trae alivio. No hay tantos márgenes de error en un formato donde hay que clasificar entre los cuatro primeros para llegar a las instancias definitorias. No cayó en saco roto la idea del DT debutante de imponer límites, de marcar que el que manda es él, por encima de cualquier nombre. Un empate o una derrota hubiera agrandado la figura de los ausentes en la alineación inicial, Ángel y Oscar Romero. El límite o la construcción del grupo cae mejor cuando va acompañado de resultados.

Leé también Alexis Sabella positivo de Covid en el Ciclón

Unos primeros veinticinco minutos arrolladores y contra un rival que dará que hablar, que se insinúa como un equipo duro el Arsenal del Huevo Rondina. Presión alta, recuperación rápida y agresividad de San Lorenzo. En los medios partidarios se socializó que muy pocos jugadores habían cumplido con un examen de aptitud física planteado por el nuevo cuerpo técnico. Ramírez, Gattoni, Menossi. Diego Dabove tuvo en sus manos el diagnóstico de lo que le pasó al equipo en la segunda parte del campeonato anterior: no lo soportó físicamente. Doble turno, mucho físico, palo y palo. Y en esos veinticinco minutos se vio un equipo intenso. La recuperó Jalil Elías en el borde del área, la abrió magníficamente Gattoni, desborde de Uvita Fernández y Bruno Pittón acomodando el pie como un goleador. Nueve goles del lateral izquierdo en su recorrido con la azulgrana en el pecho. Segundo gol con centro de Peruzzi a la cabeza de Di Santo, el hombre cuestionado por muchos en las redes sociales. Dos a cero en un puñado de minutos. Incluso coqueteando con el tercero, con un tiro libre de Ramírez que sacó del ángulo derecho el ex portero azulgrana Navarro. Bien Ramírez por la banda izquierda, con Uvita asistiéndolo al espacio. Bien la mitad de cancha con Torito y Jalil Elías.

Después Arsenal se acomodó, que no será un equipo fácil para nadie el del sur del gran Buenos Aires. Que tienen tipos con experiencia en Primera, imponen también rigor físico con pibes que hicieron un desgaste para recuperarse de la adversidad y lo lograron. Y vino el descuento en una jugada de un centro que cabeceó Julián Navas a los 31. Cabezazo potente, bien dirigido, algún relevo mal hecho que impidió que ocurriera y Monetti no pudo evitar el gol.

El partido se emparejó pero la defensa de San Lorenzo no pasó grandes sobresaltos. Bien Pittón, sobre todo en ataque una vez más. La zaga central no tuvo grandes problemas con el recién ingresado Braghieri y muy buena actuación de Gattoni. El lateral derecho Peruzzi aportó el centro del gol y cumplió en la marca. Si analizamos, respecto al ciclo de Soso y, como herencia positiva, sólo se incorporó Braghieri a la defensa. Pero la forma de jugar fue otra, la orden concreta fue no complicarse saliendo jugando por abajo cuando no se podía. San Lorenzo procuró no correr riesgos, y prácticamente lo logró, no teniendo tantas situaciones de gol los visitantes.

En el medio, la rompió Ramírez yendo por la banda y siendo detenido muchas veces con infracciones. Alguna vez, si lo dejaran seguir ojalá pudieran concluir de mejor forma algunas de esas escapadas, como ocurrió unas jornadas atrás en Tucumán. El medio tuvo recuperación y también aseguró la pelota con entregas seguras en los pies de Elías. Arriba, muy bien Uvita Fernández obligando y siendo incisivo. Melano corrió mucho, no tuvo tantas apariciones ofensivas. Di Santo pivoteó algunas veces y metió un gol. Un par de chances más tuvieron él y Alexander Díaz, que ingresó promediando el segundo tiempo. En dos jugadas casi idénticas, definieron sin ángulo a los pies de Navarro. Menossi ingresó como siempre esforzado y sufrido, ligando un pelotazo en el rostro y una áspera patada de un volante visitante. Oscar Romero entró con ganas presionando arriba e intentando no siempre con éxito tener la pelota. Ángel no entró muy bien. A ninguno de los dos se les discute la jerarquía indudable, ojalá puedan integrarse al grupo de mejor forma bajo el liderazgo de Diego Dabove.

Leé también Tras la victoria ante Arsenal el Ciclón volvió al trabajo

Que tendrá que ser DT y psicólogo grupal sin título en una semana que comenzó caldeada en las redes sociales por la exclusión de los dos gemelos. En conferencia de prensa, las palabras justas de Dabove para describir un equipo que quiere ser práctico, simple, que cualquier parroquiano lo pueda entender. Palo y palo en lo físico. Pum para arriba sin salir jugando desde abajo, ida y vuelta con recuperación en la mitad. Presión alta y punzante arriba. Es la idea, veremos si la sostienen los intérpretes. Tres puntos y seguido. Como dijo el DT en la conferencia, es un comienzo de un equipo del que se espera mucho más. Porque esto recién empieza.

Si querés seguir informado/a con toda la actualidad de San Lorenzo seguinos en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram Youtube) o suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram.