Enojo de la dirigencia con los jugadores y cheques rechazados