¡Doble orgullo del Futsal!

Fue una jornada inolvidable, única, llena de emoción. Y ocurrió en Boedo, claro, en nuestro lugar en el mundo, bajo el techo del querido Polideportivo que sigue llenándose de gloria. Porque en la misma jornada, los equipos de futsal masculino y femenino ganaron sus respectivas finales y se quedaron con la Supercopa. Verlos celebrar unidos, al momento de la premiación conjunta, resultó un momento mágico.

Primero fue el turno de las Santitas, quienes jugaron un partidazo y dieron vuelta un 0-2 ante Ferro. A puro corazón, sumaron su 23° título en la disciplina y despidieron a Eli Medina (se retira del futsal) de la mejor manera, justo en el día de su cumpleaños. Luego llegaron los varones. Y el partido contra Newell’s comenzó muy disputado, porque a pesar de que San Lorenzo era claro dominador, no lograba plasmar esa superioridad en el marcador.

Y hubo que esperar hasta el complemento para que llegaran los goles. A los tres minutos, un tiro libre excelentemente ejecutado por Lucas Bolo abrió el camino. Más relajado con la ventaja, el Ciclón desplegó todo su juego colectivo. Como quedó claro en el gol del 2-0, gran combinación que el Galle Rodríguez empujó a la red.

Con Newell’s lanzado al ataque, San Lorenzo aprovechó cada contragolpe, siempre concentrado y sustentado en el liderazgo de Damián Stazzone. Y cerró el encuentro con los tantos de Bolo, Dylan Vargas y Echavarría , para un 5-0 que le dio al Ciclón su segunda Supercopa consecutiva. Una imagen inolvidable es la que entregó el final de la jornada, con los planteles femenino y masculino cantando y saltando al unísono, recibiendo sus medallas y la Supercopa, y llenándonos de orgullo a todos los Cuervos y las Cuervas. ¡Aplausos… y gracias por la pasión!

(Prensa San Lorenzo)

Si querés seguir informado/a con toda la actualidad de San Lorenzo seguinos en nuestras redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram Youtube) o suscribite de forma gratuita de nuestro Canal de Telegram.